Nueva tecnología para motores diésel y partículas ultrafinas

11 enero 2019 Con el paso de los años, los motores diésel modernos son cada vez más limpios. O en otras palabras: son menos contaminantes y emiten menos humos peligrosos. Los motores diésel emiten incluso menos dióxido de carbono que los de gasolina y muchos fabricantes de motores diésel afirman que se ha reducido la mayor parte de las sustancias peligrosas de los gases de escape diésel.

Este año Bosch1 afirmó que con las nuevas tecnologías se había logrado una reducción sin precedentes de las emisiones de NOx, indicando que “los motores de combustión interna equipados con inteligencia artificial tienen casi un impacto nulo en la calidad del aire”.

Desde un punto de vista medioambiental, logros como estos suenan muy prometedores. Siempre es una buena idea reducir los gases de escape y las partículas de materia peligrosos. Sin embargo, sigue siendo una buena práctica recordar que los gases de escape diésel no son –y nunca serán– completamente limpios e inocuos. Oficios específicos, como los bomberos, mecánicos, operadores y otros, se enfrentan a un mayor riesgo de tener problemas de salud debido a su prolongada exposición a gases de escape de motores diésel.

La necesidad de sistemas de aspiración de gases de escape

Debido a estas nuevas tecnologías en motores diésel y sistemas de filtración de gases de escape y probablemente a causa de las afirmaciones que hacen los fabricantes de automóviles, mucha gente puede que piense que ya no es necesario usar sistemas de aspiración de gases de escape. Eso es algo muy peligroso. Aunque los niveles de emisiones de dióxido de carbono y óxidos de nitrógeno son significativamente más bajos que los de motores sin filtros de partículas diésel (FPD), hay otras sustancias que suponen un peligro.

Un estudio publicado en Particle and Fibre Toxicology2 muestra que sigue habiendo una honda preocupación en torno a las emisiones de partículas ultrafinas generadas por combustión de menos de 10 nm con una masa insignificante. Estas nanopartículas no se pueden medir fácilmente en los gases de escape y en la atmósfera. Además, su actividad biológica no está clara, pero eso no significa que las podamos ignorar.

Una vez inhaladas, las nanopartículas se pueden depositar en las vías respiratorias. Las partículas inferiores a 100 nm llegan al flujo sanguíneo y se pueden encontrar en otros órganos aparte de los pulmones. Además de los efectos adversos en el sistema respiratorio y cardiovascular, pueden afectar a otros órganos. Imagínese el efecto en la salud de nanopartículas de menos de 10 nm. Podría ser más grave de lo que se puede esperar por sus concentraciones de masa tan bajas.

Un estudio reciente3 sobre la eficiencia de los filtros de partículas concluye que las partículas de menos de 10 nm no son suficientemente eliminadas por los filtros de partículas.

¿Y cuánto tiempo funcionan los filtros?

Incluso si ignora los problemas con las partículas inferiores a 10 nm y realmente se cree las afirmaciones de los fabricantes de automóviles de que los nuevos motores diésel con filtros de partículas son extremadamente limpios, tenga en cuenta que los filtros solo se prueban en coches nuevos en un entorno controlado. En una noticia reciente, Volvo publicó un comunicado de prensa4 después de que detectaran que “un componente de control de emisiones utilizado en determinados mercados se estaba degradando más deprisa de lo esperado”. Este problema ocurre en autobuses y camiones, vendidos principalmente en Norteamérica y Europa. Los motores afectados cumplían los límites de emisiones para óxidos de nitrógeno en el momento de su entrega, pero actualmente puede que excedan esos límites. En el momento de la publicación aún no se había terminado de realizar un análisis completo del problema, pero está claro que no es suficiente con depender solo de los filtros de partículas.

Conclusión

Es demasiado pronto para decir respecto a los fabricantes de motores diésel que las nuevas tecnologías de combustión y escape han reducido la mayoría de las sustancias peligrosas de los gases de escape diésel. Aunque puede ser verdad para las emisiones de dióxido de carbono y óxidos de nitrógeno, las partículas más pequeñas y potencialmente peligrosas no se filtran, lo que significa que trabajar con vehículos con motores diésel en funcionamiento en un entorno cerrado sigue implicando un grave riesgo para la salud.

Para un entorno de trabajo seguro y saludable, se recomienda encarecidamente no basarse solo en las tecnologías y afirmaciones de los fabricantes de vehículos y usar siempre sistemas de aspiración de gases de escape de vehículos.

 

1) https://www.bosch-presse.de/pressportal/de/en/breakthrough-new-bosch-diesel-technology-provides-solution-to-nox-problem-155524.html

2) Pedata et al. Are we forgetting the smallest, sub 10 nm combustion generated particles? (¿Estamos olvidando las partículas más pequeñas –de menos de 10 nm– generadas por combustión?)
https://www.researchgate.net/publication/283974348_Are_we_forgetting_the_smallest_sub_10_nm_combustion_generated_particles

3) Sirignano et al. Filtration and coagulation efficiency of sub-10 nm combustion-generated particles. (Eficiencia de filtración y coagulación de las partículas de menos de 10 nm generadas por combustión)
https://www.researchgate.net/publication/323515261_Filtration_and_coagulation_efficiency_of_sub-10_nm_combustion-generated_particles

4) https://www.volvogroup.com/en-en/news/2018/oct/news-3085515.html

Atrás

Este sitio web usa cookies para hacer un seguimiento de su comportamiento y para mejorar su experiencia en el sitio.

Siempre podrá borrar las cookies guardadas accediendo a la configuración avanzada de su navegador.

*Privacy Statement