Los informes de HHE de NIOSH sugieren el uso de sistemas de aspiración de gases de escape diésel durante la inspección de vehículos

17 octubre 2017 Dos informes de riesgos para la salud (HHE) recientes de NIOSH subrayan la necesidad de que los bomberos utilicen sistemas de aspiración de gases de escape diésel incluso cuando estén haciendo funcionar los vehículos durante la inspección del parque móvil.

Los peligros de los gases de escape diésel llevaron a los directores de las estaciones a solicitar los dos estudios de riesgos.

En un estudio de 2017 (Informe HHE n.º 2016-0094-3267) se evaluaron dos estaciones de bomberos. Los motores de los vehículos de bomberos de las estaciones se fabricaron en 1992 y 1999. Como advirtió el estudio: “más del 95% de las partículas de gases de escape diésel tienen un tamaño de menos de un micrómetro y son respirables. Debido a su pequeño tamaño, las partículas de escape diésel se pueden inhalar profundamente en los pulmones e incluso en el flujo sanguíneo.”

Los investigadores de NIOSH vigilaron las concentraciones de partículas durante todo el día y también usaron tubos de humo de ventilación para observar y controlar la dirección del flujo de aire.

Las pruebas revelaron que en cuanto se arrancaban los vehículos con motores diésel en las dársenas, parecía que los gases de escape se dirigían hacia las zonas habitables. Los investigadores también advirtieron que un sistema de gases para el tubo de escape de una de las estaciones no se estaba utilizando para las comprobaciones de vehículos. “Los bomberos indicaron que esta manguera se utilizaba para el mantenimiento que había que hacer dentro de la dársena, pero que no se usaba durante comprobaciones de los vehículos en la dársena.”

Entre las recomendaciones realizadas por los investigadores de NIOSH estaban “instalar sistemas de control diésel para reducir la cantidad de gases de escape diésel en la dársena de vehículos” y “usar la manguera del tubo de escape de la estación 1 al realizar comprobaciones de vehículos en la dársena.”

 

Se requiere aspiración local de los gases de escape, incluso con la tecnología moderna de los motores diésel

El otro estudio de NIOSH se hizo en 2016 (informe HHE n.º 2015-0159-3265) y también recomendó un sistema de ventilación local de gases de escape para una estación, pese a que esta tuviera motores modernos que utilizaban combustible diésel de azufre muy bajo y contenían sistemas de filtración y regeneración de partículas diésel.

Como indicó el informe: “Aunque las exposiciones son bajas en todas las estaciones, se recomienda realizar esfuerzos para reducir aún más la exposición debido a los riesgos potenciales para la salud de la exposición a los gases de escape diésel.”

El estudio también recomendó plantearse “sistemas de ventilación locales de gases de escape que se acoplen directamente al tubo de escape diésel del vehículo en la estaciones de entrada marcha atrás.”

 

Sistemas respaldados tanto por la Red de Ayuda Estadounidense al Cáncer de Bomberos y la Fundación Nacional Estadounidense de Bomberos Caídos

Cuando los dos estudios se trataron con Bryan Frieders, presidente de la Red de Ayuda Estadounidense al Cáncer de Bomberos (FCSN), repitió la necesidad de que las estaciones se planteen agregar sistemas de aspiración de gases de escape diésel. Frieders dijo: “Está bien documentado que los gases de escape diésel contienen contaminantes que causan cáncer entre los bomberos. La ciencia ha sugerido que la mejor manera de eliminar el riesgo de los gases de escape diésel es usando un sistema de captura directamente en la fuente. La FCSN continúa defendiendo nuevos métodos de proteger a los bomberos de los peligrosos efectos de la exposición a los gases de escape diésel usando métodos reconocidos, no dispositivos o soluciones sin corroborar o teóricas.”

Los estudios también se compartieron con Ronald J. Siarnicki, director ejecutivo de la Fundación Nacional Estadounidense de Bomberos Caídos. Siarnicki dijo: “La Fundación Nacional Estadounidense de Bomberos Caídos y su Primer Centro de Respuesta se han comprometido a reducir los índices de cáncer entre los bomberos como parte de nuestra misión de reducir las muertes en acto de servicio.”

Y añadió: “Todos los años estamos viendo más pruebas del vínculo entre la exposición a las partículas y el diagnóstico de cáncer entre los bomberos. Estos estudios de NIOSH ilustran a las claras por qué usar correctamente sistemas de aspiración de gases de escape diésel puede restringir significativamente la exposición y reducir los riesgos. Es simple y efectivo.

Ed Klima, director general del Primer Centro de Respuesta de la Fundación Nacional Estadounidense de Bomberos Caídos, dijo: “Basándonos en las investigaciones actuales, seguimos recomendando el uso de sistemas activos de aspiración de gases de escape que capturen partículas en la fuente para reducir la exposición.

 

El desafío: hacer que los sistemas de aspiración de gases de escape diésel sean más fáciles de usar

El sector de aspiración de gases de escape diésel se ha centrado en agregar características para hacer que sus sistemas sean más fáciles de usar. Por ejemplo, Plymovent ha instalado más de 50.000 sistemas de captura en la fuente en Norteamérica y en los últimos años ha agregado funciones que permiten a los bomberos llevar a cabo comprobaciones normales de los vehículos dentro de la estación.

Por ejemplo, los bomberos pueden operar su sistema en un modo “manual” durante las comprobaciones prolongadas de funcionamiento y de vehículos y cuando la comprobación se haya terminado, se pulsará el botón STOP y el sistema manual volverá a cambiar al modo “automático”, para que el sistema esté listo para el siguiente funcionamiento de emergencia en el que la manguera de gases de escape se desconecte automáticamente del tubo de escape cuando el camión salga de la estación. Obtenga más información acerca de sistemas de aspiración de gases de escape para servicios de bomberos y emergencia.

 

Acerca de NIOSH

El Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional (NIOSH) de EE. UU., una división de CDC, lleva a cabo el Programa de evaluación de riesgos para la salud (HHE) para ayudar a las organizaciones a que tengan más información sobre si existen riesgos para la salud en su lugar de trabajo y recomienda formas de reducir los peligros y evitar enfermedades relacionadas con el trabajo. Podrá leer los informes HHE completos aquí.

Atrás

Este sitio web usa cookies para hacer un seguimiento de su comportamiento y para mejorar su experiencia en el sitio.

Siempre podrá borrar las cookies guardadas accediendo a la configuración avanzada de su navegador.

*Privacy Statement