Distintas posibilidades para reducir los riesgos de humos de soldadura

27 noviembre 2017 Para aspirar los humos de soldadura y proteger al soldador la ventilación en la fuente siempre es la forma más segura y eficaz.

Hay numerosos sistemas que aspiran humos de soldadura, como bancos de aspiración descendente, brazos y campanas de aspiración, sistemas de filtración, ventiladores o sistemas para controlar la concentración ambiental de humos de soldadura en un taller. Además, se puede tomar todo tipo de medidas para reducir los humos de soldadura y sus riesgos. En este blog nos centraremos en las distintas posibilidades que hay para reducir los riesgos de los humos de soldadura.

 

Cambiar las condiciones de trabajo

Cambiar las condiciones de trabajo de los soldadores es una forma relativamente sencilla de reducir los riesgos de los humos de soldadura. Medidas que se pueden tomar:

  • Restringir lo más posible el trabajo en espacio cerrados y confinados.
  • Un orden de soldadura distinto, de modo que el soldador esté en una posición en la que no respire directamente los humos.
  • Averigüe si un soldador puede hacer su trabajo cuando está sentado. Un soldador sentado tenderá a tener menos humos alrededor de la cara.
  • El uso de mesas giratorias para manipular la pieza de trabajo es una forma de que el humo se aleje de la cara.

 

Diseñar el trabajo para que haya menos soldadura

Dependiendo del trabajo específico, hay numerosas opciones de diseñar el trabajo para que se liberen menos humos de soldadura. Por ejemplo, se puede pensar en:

  • Unas soluciones más sencillas incluyen el uso de técnicas de unión en frío. Hay numerosos dispositivos de fijación mecánicos (pernos, remaches, etc.). Las tecnologías adhesivas han avanzado en estos últimos años. En algunos coches nuevos se usan estructuras metálicas ligadas. Para determinadas aplicaciones se pueden usar técnicas más noveles como soldadura por fricción-agitación. Puede haber otros riesgos asociados con la soldadura por fricción-agitación, pero produce poco o nada de humo.
  • Usar material de calibre más fino. Este necesitará por lo general menos pasos de soldadura o, para metal laminado, menos necesidad de potencia en el set de soldadura. Cuanta menos potencia se use, menos humos se producirán.
  • Algunas aplicaciones de soldadura fuerte MIG pueden producir un resultado con las mismas propiedades físicas que una soldadura de penetración total; sin embargo, la soldadura fuerte tiene la ventaja de producir menos humos. Numerosos sets de soldadura modernos tienen ajustes para permitir operaciones de soldadura dura, por lo que quizá no tenga que sustituir sus sets de soldadura.

 

Modificar las técnicas de fabricación

  • ¿Puede usar perfiladores de soldadura automatizados o autopropulsados antes de que se dé forma a las piezas o se han agregado piezas que impiden su uso? Esto puede reducir el uso de amoladores manuales.
  • El uso de azulejos de soporte cerámicos y técnicas de soporte de gas inerte puede reducir la necesidad de sanear la raíz de soldaduras de cordón de raíz. Pero preste atención: el uso de gas inerte en estos sistemas puede requerir medidas de seguridad adicionales para evitar el riesgo de asfixia.

 

Uso de una técnica de soldadura que genere menos humo

En cierta medida la cantidad de humos de soldadura depende del método de soldadura. La soldadura TIG es la que menos humos produce, aunque sí genera una cantidad significativa de ozono y óxido nitroso, que son gases que pueden provocar irritación. La soldadura MIG y MAG suele producir gran cantidad de humos. La soldadura (de arco con electrodo revestido) MMA y el hilo relleno tienden a ser las que producen más humos. Si puede automatizar el proceso de soldadura por arco eléctrico y luego la soldadura por arco sumergido, la TIG de “cable caliente” o quizá la soldadura por haces electrónicos puede ser práctica y económica.

La soldadura por resistencia produce generalmente menos humo que los procesos manuales de soldadura por arco eléctrico. Un ejemplo de sustituir la soldadura manual por arco eléctrico por técnicas de soldadura por resistencia es la fijación de ayudas de carenado en la industria naval. Estas se pueden fijar usando pernos soldados con espárragos en vez de soldar (por arco eléctrico) la abrazadera directamente al casco. Se producen menos humos cuando se suelda la pieza y se requiere menos amolado al quitarla posteriormente.

 

Optimizar el gas de protección

Las corrientes excesivas y los ciclos de trabajo largos tienden a generar un exceso de humos y pueden afectar a la calidad de la soldadura. Optimice el gas de protección, de forma que obtenga la mejor velocidad de protección y las emisiones de humos más bajas. Todos los principales proveedores de gas de soldadura producen gases de protección, lo que permite a los soldadores realizar las soldaduras más deprisa, producir acabados de mejor calidad y reducir los humos al mismo tiempo. Pregunte a su proveedor de gas cuál es la mezcla de gas de protección óptima para su aplicación.

Atrás

Este sitio web usa cookies para hacer un seguimiento de su comportamiento y para mejorar su experiencia en el sitio.

Siempre podrá borrar las cookies guardadas accediendo a la configuración avanzada de su navegador.

*Privacy Statement